Experiencia Clarisonic

Hola!

Hoy escribo mi primer post de belleza, y lo voy a hacer sobre un aparato de limpieza facial que llevo usando desde el mes de diciembre. Lo descubrí de casualidad al pasar por un corner de Sephora en El Corte Inglés y os aseguro que ha cambiado mi piel… ¡y no es exageración!

Se trata del famoso CLARISONIC.

1380028_553270654744973_1368412730_n

Para las que no hayáis oído hablar de él, se trata de un cepillo de limpieza que ha sido creado por un grupo de ingenieros estadounidenses. La diferencia de CLARISONIC con otros cepillos de limpieza es la innovación de la tecnología sónica, que produce hasta 300 movimientos rotatorios por segundo.

Yo tengo la piel sensible y con rojeces (y “taitantos” años!). En verano la suelo tener algo mejor pero en invierno, entre el frío y el estrés, ni las mejores cremas conseguían que me sintiera del todo confortable por las dichosas rojeces. Desde que uso CLARISONIC, no he vuelto a tener erupciones y mi piel luce más lisa, luminosa, con una textura más uniforme. Ahora me doy cuenta que el secreto estaba en la limpieza diaria. A pesar de que había probado todos los formatos que hay en el mercado (jabones, geles, aceites, espumas, leches limpiadoras…) la sensación de limpieza total que me deja el Clarisonic no la había sentido antes.

Además CLARISONIC es muy sencillo de usar. La limpieza dura 1 minuto y se realiza en tres zonas: frente, parte derecha y parte izquierda de la cara. El propio cepillo te informa cuando tienes que cambiar de zona mediante un pitido. Al acabar el minuto, el cepillo se apaga solo. Se puede usar cualquier producto de limpieza (excepto aquellos que contengan gránulos). Yo uso leche desmaquilladora que es menos agresiva para la piel (en concreto la de la marca La Roche Posay). Se puede mojar, así que puedes hacerte la limpieza en la ducha tan ricamente.

Al dejar la cara tan limpia, maximiza el efecto de los productos de tratamiento que usemos posteriormente. Teniendo en cuenta el dineral que valen algunas cremas, no es un dato menor. Yo lo que he notado es que los sérums y las cremas se extienden y absorben mejor.

Hay distintos tipos de cabezales: para pieles delicadas, sensibles, normales y con poros dilatados. Recomiendan cambiar el cabezal cada 3 meses.

Yo tengo el modelo Mia 2 (es el que sale en la foto). Su precio son 149 euros y sólo se vende en Sephora y en www. clarisonic.es. Los cabezales cuestan 25 euros. Os recomiendo aprovechar los descuentos que periódicamente ofrece Sephora, yo lo compré con una oferta pre-navideña y me descontaron un 20%.

¿Habíais probado Clarisonic? ¿Os parece un producto tan bueno como a mi? Espero vuestros comentarios!!

 

 

 

2 pensamientos en “Experiencia Clarisonic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s